Conoce nuestros productos

Creamos, reparamos, diseñamos productos reciclados lámparas, cristalería, muebles, accesorios para que cuidar el ambiente sea fácil!    ...

Cuestionario para análisis básico de un producto verde



Las preguntas a continuación pueden formar parte de una verificación ---muy básica--- para corroborar si un producto puede considerarse verde o ecológico y no solo PseudoGreen, verde en apariencia pero no suficientemente sostenible. Descarga el cuestionario en PDF dando click aquí.




Cuestionario básico para un Análisis de un producto verde




Es importante destacar que hay bastos criterios bajo los que pudiera evaluarse un producto y pueden ser particularmente determinantes después de arduos análisis. Consideramos que para compras del día podemos contestar algunas preguntas del cuestionario (las que recordemos) y poco a poco nuestra forma de comprar nos convertirá en consumidores más conscientes y congruentes. Te recomendamos leer el post relacionado ¿Qué se necesita para que un producto sea verde? para saber más. Aquí nuestro granito de arena con nuestros productos




1. Desarrollo de un concepto innovador
En este punto muchas veces no importa que no se invente “el hilo negro” o que el producto sea algo que se viene utilizando desde siempre. Hay que recordar que lo importante es el cambio de camino para llegar a el, con respecto a la materia prima, diseño, producción, distribución y demás pasos en el ACV, ¿algo es diferente? 

Servicio de entrega con Bicimensajería



2. ¿La materia prima utilizada tiene por lo menos 3 características sustentables?
Como mencionamos en el post ¿Qué se necesita para que un producto sea verde?, puede optarse elegir materiales con poco impacto ambiental, local, poco contaminante, entre muchas otras, las combinaciones son infinitas. Podemos ser sinceros, el 100% de la sustentabilidad en un producto se vuelve complicada, pero lo que sí es posible es que el producto tenga por lo menos tres características sustentables, ¡a combinar se ha dicho!



Ejemplo de combinación de características para un producto sustentable



3. ¿Las cantidades de productos químicos utilizados son reducidas?
Posiblemente el 1% restante para llegar al 100% de la sustentabilidad de un producto se vea afectado con este punto. En el sentido exigente del concepto producto químico, todo puede enlistarse aquí. Sin embargo, lo que se pretende excluir son los productos sintéticos que por su producción, uso o desecho dañan o pueden dañar potencialmente el ambiente o la salud. Por ejemplo sustancias retardantes de flama, componentes cancerígenos, materiales que al desecharse se conviertan en residuos peligrosos tóxicos. Muchas veces no se puede prescindir de su uso, como en el caso de las pinturas o pegamentos, pero si utilizar medios mecánicos alternativos, minimizar las cantidades utilizadas, las concentraciones o buscar opciones con mejores características. 

Uso de medios mecánicos evitando pegamentos



4. ¿La cantidad de material sustentable que se ocupa en el producto es aproximadamente 40%?


Como ya lo mencionamos, a través del Greenwashing pueden vendernos un producto pintado de verde con algún mínimo de componente sustentable. Es el caso de muchos pañales desechables que manejan algodón orgánico para la cubierta interna en contacto con el bebe, pero siguen manejando los mismos componentes de relleno absorbente francamente con pocas y limpias posibilidades de ser reciclados. Así que hay que estar al tanto, por lo menos un 40% de materia prima sustentable resulta significativa. 





Pañal Baby Green, lavable, reutilizable por lo menos dos generaciones de bebes



5. ¿El producto se produce localmente o en sitios cercanos?
Telas hindúes, cojines de oriente…puede que en algunos casos no podamos luchar con el deseo de obtener un producto original y de calidad, que puede ser durable por generaciones, pero si podemos tener un consumo diario de agua local y no de agua de los Alpes (si no vivimos ahí), evitando los miles de kilómetros y emisiones contaminantes que implica su traslado. Así que aunque suene trillado, en lo posible a consumir lo local "0 km"o lo más cercano , desde frutas y verduras hasta lo mejor del sitio donde habitamos, seguro lo hay y es desconocido para muchos. 



Consumo local "0 Km"



6. ¿El producto es socialmente responsable en algún punto?
Todos formamos parte de la sociedad, trabajadores, distribuidores, gerentes, vendedores, todos somos en algún punto consumidores de algo. Permeando a todos los involucrados, el punto mágico es que la mayor parte de ellos estén a gusto con su trabajo y lo que se obtiene de el, desde los trabajadores que elaboran manualmente un producto, hasta los CEOs que no tendrían porque esconder las políticas de su empresa si es que son justas. El punto inicial a tratar, creemos que es el pago justo que puede dictarse por el jefe, el trabajador y/o el cliente (o todos en conjunto). Resultaría sencillo, pagar un producto de acuerdo al tiempo de elaboración, con base en un porcentaje de ganancia suficiente para los productores con lo cual se podrían ofrecer sin duda productos con valor creíblemente sostenibles. 



Pago injusto por el trabajo



7. ¿Hay alguna reducción del impacto ambiental respecto a la producción?
El proceso de extracción de los materiales requeridos para un producto en particular puede ser costoso ambientalmente, pero si este se “justifica” con grandes avances ecotecnológicos –reales- puede ser aceptable. Pocas veces resulta así, porque en corto plazo los consumidores olvidamos lo que hay detrás de tener dicho producto. Sin embargo, en situaciones más cercanas podemos validar opciones realmente ayuden a la conservación del ambiente a pesar de nuestro consumo. Por ejemplo, la compra de un foco de bajo consumo, que prevé su manejo adecuado al final de su vida útil ya de por si extendida sobre el promedio de focos tradicionales, lo malo, la legislación en -otros países del mundo- fuera del continente europeo no es tan estricta por lo que el reciclaje de este tipo de productos aun no se lleva a cabo y resultaría costoso mandar de vuelta el producto a su lugar de producción. 




Opciones de reciclaje del Foco Plumen en Europa



8. ¿La vida útil del producto se optimiza o incrementa de alguna manera?
Compramos un producto, lo usamos y generalmente lo desechamos sin preocuparnos cual será su destino o impacto. ¿Qué pasa con los productos al final de su vida útil? Este punto debe contemplarse desde el diseño del producto, tomando en cuenta las características de los materiales que se utilizaran, la facilidad para separarlos, reciclarlos o en caso extremo destruirlos sin que generen problemas ambientales. En este caso la vida útil muchas de las veces (no siempre como en el caso de la tecnología que termina en e-waste), va de la mano con lacalidad y el costo. Lo barato sale caro ambientalmente hablando y lo caro pintado de verde...también. Exijamos buenos productos para que por lo menos puedan reutilizarse. 



Componentes de una capsula de café común: Aprox 7 gramos de café, aluminio, plástico polipropileno degradable con cubierta de plastico no biodegradable



9. ¿Se busca la mejor opción en cuanto a empaque y distribución del producto?
En el caso del empaque y materiales de relleno debe buscarse (dependiendo del tiempo de vida que imaginemos para un empaque) que sean lo más eficientes y resistentes posibles. Por ejemplo puede optarse por la utilización de cajas de cartón reciclado/reciclable o reutilizados en buen estado, evitando el consumo de recursos naturales y materia prima nueva difícilmente reciclable como el unicel. 



Material de relleno reciclable para empaque 



La distribución de un producto a través de un envío eficiente, programado y en conjunto, puede basarse localmente en opciones sencillas que pueden ir desde transportarlo caminando, en bicicleta, en transporte público, vehículos privados compartidos, teniendo en último de los casos para grandes distancias, paqueterías comerciales. 



10. ¿La información del producto es clara, entendible y disponible?
Existen productos que a primera vista parecen sustentables o verdes y lo son, otros que por el contrario nos cuesta creer que son verdes pero presumen serlo. Después de evaluar todos los puntos anteriores podemos darle el "sí" al producto en cuestión muy seguramente por nuestro sentido común. Generalmente, los productos que sí son verdes lo son y ya. No tienen multimillonarias campañas publicitarias destacando una característica mínimamente ecológica, o que algunas veces beneficia en primer lugar a los fabricantes y no al consumidor, ni al ambiente, tengamos cuidado del lavado verde -Greenwashing-. Aquí puntos a tomar en cuenta mencionados por UL Environment para no ser engañados con productos que no son verdes:

  • Destacan unicamente un atributo
  • No tienen pruebas para comprobarlo
  • Son imprecisos en los términos que manejan
  • Etiquetado falso
  • Atributo poco relevante
  • El menor de los males
  • Mentir respecto a certificaciones 


7 pecados capitales del greenwashing






¡Gracias por ocuparte por el ambiente!

Publicidad