Conoce nuestros productos

Creamos, reparamos, diseñamos productos reciclados lámparas, cristalería, muebles, accesorios para que cuidar el ambiente sea fácil!    ...

¿Cerveza con popote?

¿Qué es un popote? ¿Para qué sirve? ¿Quién lo invento? ¿Desde cuando se usa? ¿De qué y cómo se hacen? ¿Se reciclan? Pero sobretodo...¿son realmente necesarios? ¿O solo son una moda y una manera de hacerse notar?


¿Cómo se le llama?         
El popote (México), drinking straw, straw, pajilla, paja para beber, absorbente (Cuba), pitillo (Colombia, Venezuela), bombilla (Chile), caña (Perú), sorbete, pajita (Argentina, Ecuador), carrizo (Panamá), sorbeto (Puerto Rico) o calimete (Republica Dominicana).

¿Qué es?
Es un largo y delgado tubo hueco generalmente de plástico.

¿Para que sirve?
Es utilizado para sorber líquidos de un sitio al otro, que se ha convertido en una opción que pretende reducir el riesgo de contraer enfermedades a través del contacto de nuestra boca con una superficie contaminada.

¿Desde cuando se usan?
Los popotes más antiguos se observan en vestigios egipcios, sumerios y babilonios, que datan desde 1400 a 6000 A.C, donde para la realeza se usaban popotes de oro cuya extensión iba del trono hasta un gran recipiente del mismo material, y en el caso de la mayoría de la población, se usaba un tallo de caña o literalmente paja (hierbas duras y huecas), con la misma finalidad: beber cerveza, evitando tomar los residuos de levadura que quedaban al fondo del recipiente. 

Durante mucho tiempo se tomaban bebidas frías con popotes de paja para no tocar el vaso y transmitir el calor de la mano, aunque en ocasiones este aditamento agregaba el sabor de dicha hierba pudiendo arruinar el sabor. Fue entonces cuando Marvin Stone, un fabricante de cigarros de Washington D.C. después de experimentar enrollando papel alrededor de un lápiz, patentó su "pajilla para beber" en 1888, utilizando cilindros vacíos de papel Manila cubiertos de parafina, de alrededor de 22 cm. y suficientemente angostos para evitar que algún residuo se atorara. La idea gustó tanto, que en 1916 inventó la primera máquina para hacer popotes, un producto que se hizo imprescindible para restaurantes y bares en Estados Unidos, sin embargo al terminar mojados ya no resultaban útiles.

¿Que tipos de popotes existen?
Actualmente existen gran variedad de formas, colores y funciones para los popotes. Existen popotes rectos, de acordeón en la punta, flexibles, con  curvas, con una mini cuchara en un extremo, miniatura, anchos, sanitarios (empacados individualmente), para bebidas calientes y el relativamente nuevo Sipahh, un popote, que se disuelve añadiendo color y sabor a tapioca. 

¿De qué se hacen?
Desde la década de 1950 la mayoría de popotes son de plástico (polietileno), una materia prima barata que permite fabricarlos a nivel industrial sin problema; ya que este plástico es seguro para el contacto indirecto con alimentos y bebidas, es una resina ligera, resistente, estable, dura, normalmente no se agrieta por tensión, pero sobretodo “en teoría”, se puede fundir y moldear de nuevo (reciclar). Es importante mencionar que esta en desarrollo el uso de nuevas materias primas mas amigables con el ambiente, como los plásticos biodegradables.

¿Como se hacen?
Para la fabricación de un popote primero se supervisan las proporciones adecuadas de resina plástica, pequeñas cantidades de colorantes en polvo y aditivos para controlar las propiedades físicas del popote (plastificantes, antioxidantes, estabilizadores) para garantizar la calidad del producto. Después, se funden, se exprime la mezcla en hebras, a través de pequeños agujeros del extrusor hacia líneas en agua, para posteriormente hacer cortes de manera mecánica. Revisándose exigentemente el proceso de extrusión, la limpieza, las dimensiones apropiadas del producto, la velocidad correcta, temperatura adecuada. Finalmente después de su fabricación, los popotes se empacan mecánicamente en papel, cartón o plástico y posteriormente salen a la venta.

¿Se pueden reciclar los popotes?
El principal residuo de la fabricación de popotes es la resina plástica ya contaminada y sobrecalentada, la cual se desecha. Sin embargo, el material de otros popotes desechados puede ser reciclado, pulverizando y refundido, sin pérdida de calidad. En realidad, pocas personas pensarían que el popote que usaron podría ser reciclado, peor aún, es muy probable que ni siquiera lo coloquen en el sitio correcto por lo que resulta difícil recolectar popotes para reciclarlos (eso es como recoger gran cantidad de agujas del pajar para venderlas por kilo, volverlas a fundir, hacer algún otro producto y que todo esto resulte remunerable), es por eso que aunque se presuma que están hechos con material reciclable lo cierto es que resulta poco factible juntarlos y reciclarlos.

¿Dónde ván a para los popotes?
En la actualidad el uso de los popotes es común y gran cantidad de personas los utilizan casi por costumbre. Pero si no se reciclan, ¿dónde terminan? Una fuente interminable de popotes así como de colillas de cigarro son las playas. 

Foto: Sian Kan, Q.R

Es por ello que el uso de popotes daña a animales y plantas, los cuales los confunden con alimento al igual que muchos desechos plásticos que flotan en el mar y terminan muchas de las veces causándoles la muerte.

¿Entonces, son realmente necesarios los popotes?
Partiendo del hecho de que los popotes pueden ser un medio para evitar enfermedades por contacto con superficies contaminadas resultan útiles. Sin embargo en muchos de los casos realmente no son vitales, pongamos ejemplos cercanos.

Foto: Dos muchachos sudaneses beben agua de pantanos con tubos plásticos especialmente concebidos para este fin con un filtro, para filtrar las larvas flotantes que son responsables de la enfermedad del gusano de Guinea. El programa ha distribuido millones de tubos y ha reducido la extensión de esta enfermedad debilitante en un 70%.

Al comer en la calle, sabemos que nos exponemos a enfermedades por la falta de higiene de los alimentos, bebidas y el entorno. Aún así, comemos al aire libre donde la protección que nos ofrecen tradicionalmente es un papel o plástico en el plato y un popote que tomamos con nuestra propia mano (tampoco tan limpia) de algún bote o bolsa al alcance de todos. He ahí un sitio donde el uso del popote (a menos que sea empacado individualmente) resulta innecesario ya que tanto las superficies como el popote están expuestas a polvo y contacto con las manos de otras personas y el popote no resulta estar tan limpio, entonces en ese caso podemos ahorrarnos un popote.
Foto: AEBR

Ahora bien, hay quienes eligen dos popotes para sorber más líquido, afortunada o desafortunadamente esto ya esta solucionado a través de una estrategia de mercado para consumir más rápido las bebidas, los popotes son más anchos, compruébenlo la siguiente vez que compren alguna bebida congelada en algún cine por ejemplo. De cualquier forma la bebida se acabará, incluso podríamos utilizar el mismo popote para la siguiente o ¿no?

En la antigüedad la cerveza se tomaba con popote incluso la realeza lo hacia de esta manera, hoy en día no conozco a nadie que tenga ese gusto al tomar cerveza ni en tarro ni en botella, igualmente tomar atole, té, vino, café americano con popote resultaría una rareza más que una medida de prevención de enfermedades. ¿Será que confiamos con los ojos cerrados en la limpieza de los envases o tarros? o es más  bien que la moda no lo dicta así. Creo que esto también nos da pauta para evitar popotes en otros sitios que al menos consideramos más limpios. 

Afortunadamente cada vez mas restaurantes y establecimientos preocupados por el ambiente, evitan su uso, asegurándose de la limpieza de sus tazas y vasos. Apoyemos este tipo de acciones, espero que tras todo lo que explicamos aquí comencemos a ahorrar popotes y evitar contaminación, uso innecesario de recursos y la muerte de animales .

¿Se unen al grupo?


Publicidad