Conoce nuestros productos

Creamos, reparamos, diseñamos productos reciclados lámparas, cristalería, muebles, accesorios para que cuidar el ambiente sea fácil!    ...

6 opciones para deshacerte de tus cosas sin tirarlas a la basura

La delgada línea entre la idea de "algún día utilizare eso" y utilizarlo de verdad es a veces de ¿años?. Sinceramente, el punto es volver a usar esa cosa realmente, no solo en nuestra imaginación. No se trata de echar todo lo que no se ha usado últimamente a la basura, pero si ya dio muchas vueltas en muchos de los espacios de una casa o "varias" y sigue contigo sin darte siquiera una sonrisa al verlo, indudablemente el punto es sacarlo, la cuestión es ¿cómo y a donde? Así que manos a la obra.
Con el paso del tiempo comenzamos a cargar en nuestra espalda "mental" (y física al mudarnos), un sin número de objetos de todos tamaños, tipos, colores, materiales, con valor sentimental, recuerdos, pedazos de periodos de vida, para casi recordar con escenografía momentos felices, cotidianos o de despedida. Tratamos de guardar a toda costa, palabras, sonidos, imágenes, sabores, sensaciones y emociones, saber que hacer con eso es tema aparte.

Sin duda alguna, si alguien cuenta con espacio continuo y "permitido" para tener cosas, es casi definitivo que las tendrá. Por eso seguramente, dejamos de ser nómadas como especie, es posible que todo haya empezado con una roca que le gusto a alguno de nuestros antiguos antepasados, decidió llevársela y así de fácil, comenzó el acarreo y conservación constante de cosas.

Pero ¿qué pueden tener de valor real las cosas que cargamos sin utilidad? En principio muchísimo valor emocional que muchas veces no estamos acostumbrados ni siquiera a definir, pero también cierto valor económico y una posibilidad de REvaloración, o sea, que a alguien más le sea útil.




Así que si ya estas decidido a no hundirte en cosas y hacer algo por y con ellas, van cinco opciones para deshacerte de tus cosas sin tirarlas a la basura*:




1.-Deséchalas en el sitio correcto ($)Cuando tiramos algo a la basura (*), las cosas se mezclan y pierden las posibilidades de ser reutilizadas o recicladas. Si quieres tirar sin "tanta" culpa, tíralas en el sitio más indicado, checa su composición, ve el material predominante y ahí colócalo, si es de algún tipo de metal (aluminio, latón, fierro, etc.), componentes electrónicos, plástico, madera, papel, cartón o tela. Las cosas se complican a veces cuando son productos hechos de todo un poco, pero aquí se pueden incluyen gran parte de nuestros recuerdos, diarios, cuadernos, revistas, folletos, cajas, empaques, tarjetas, libros, aproximadamente un 60% por lo menos puede ir sin remordimientos a una mejor vida y reciclarse en paz. Un punto importante es que aunque no obtengamos su precio original podemos tener su precio por kilo. Aquí un link de centros de acopio donde pueden comunicarse previamente para saber si pueden aceptar lo que quieran desechar: recuperamexico.com


Residuos electrónicos reciclables


2.-Donación con recolección a domicilio Ya hiciste el punto 1 y lo que queda sin más rodeos, decides finalmente donarlo, esta en buen estado, cosas limpias y listas para que alguien más las ame, pero todo queda en el intento porque nunca vas a dejarlas personalmente, entonces contacta con el señor de "chacharas" de la zona o a los profesionales del Ejercito de Salvación, ellos van a domicilio a recoger donaciones de ropa, muebles, cosas útiles para alguien más. Aquí no te aseguramos que obtengas un beneficio económico pero se obtiene un poco de satisfacción por regalar, científicamente comprobado.




Ejercito de Salvación

3.- Regala algo que parezca nuevo ✪✪✪A veces duele desprenderse de las pertenencias, porque nos costaron o porque realmente son útiles, de calidad o de valor - emocional - para nosotros. Si esto pasa por tu mente entonces agradece a ese objeto lo que hizo por ti, limpia y renueva incluso la energía que tienes con el para regalarlo, como a ti te hubiera gustado recibirlo, puede ser desde un par de cucharas hasta algo mas complejo como un sillón por ejemplo, conviértelo tu mismo o a través de un experto, en algo que valga la pena regalar. Como menciona en su libro Marie Kondo [aquí la liga de su audiolibro  -El Método que cambiara tu vida. Konmari- (http://bit.ly/2EZtR9e)], las cosas que decidas conservar más que tener la característica de "algún día me servirá", es mejor ser sinceros y decir: ¿Ese objeto te hace feliz? 








Si no te hace feliz, que no este más en tu vida, puedes re asignarle un nuevo sitio, con una persona nueva, con una utilidad nueva. Los resultados pueden ser agradablemente sorprendentes. 





4. Venta o trueque $$. Este punto se relaciona con el anterior, pero si no quieres regalar lo que sacaras de tu vida o simplemente no te caería mal tener algo en compensación por el objeto, véndelo o intercámbialo, ¿dónde? van varios sitios en internet para vender cosas usadas (y en buenas condiciones), vale la pena intentarlo. 



5. Conviértelo en una fuente de ingresos constante $$$. En mi caso, mi manía por conservar las cosas para volver a utilizarlas se hizo tan grande y constante que tuve que REUTILIZAR de verdad o sumirme en objetos guardados, para colmo en desorden. Me aterraba que todo lo que había cargado y acumulado por la vida, terminara en un sitio donde no se ocupe o recicle, que no se valore.

Después de años de cargar de mudanza en mudanza por lo menos veinte años de mi vida, me canse y decidí que para mi próxima mudanza solo llevare lo que realmente quiera llevar y cargar. Es un trabajo arduo, de mucho tiempo y sobretodo de decisión. Mi casa, es constantemente una "bodega" de materiales, porque diseñar, crear y reutilizar a diario es un precepto en mi vida.

Es complicado dejar de utilizar solo la imaginación en la mente, pero es posible convertirla en creatividad productiva, ¡si se puede!, para muestra un botón de lo que ahora deja de ser basura (gris) y se ha hechoverde, en productos reciclados, a la venta en en línea. 



No me preocupa tener en mi casa muchos materiales, botellas, cajas, bolsas, empaques, casi todo puede tener un mejor uso, y lo que no, he aprendido a no aceptarlo, no todo se queda en nuestras vidas, puede solo pasar (o no) por nuestras manos, pero como dijo Lavoisier, la materia no se crea ni se destruye, solo se transforma, así que no la desperdiciemos generando más basura. ¡Reutiliza!. Recuerda que "si dejas salir todos tus miedos, tendrás espacio para todos tus sueños". Feliz comienzo de liberación de cargas. 

Tienes alguna duda de donde desechar, vender o reciclar algo escríbenos a contacto@hechoverde.com.mx quizá te podamos ayudar. 









Publicidad